37 Versículos sobre el Trabajo

Quizás en ocaciones nos desmotivamos en los días de trabajo, y todos necesitamos motivación para superar estas pruebas, Aquí encontraras pasajes bíblicos acerca del trabajo. (Foto Pexels)

Si tiene interés en conocer más sobre algun escritor no dude buscar información en: https://es.wikipedia.org

 

 

 

Pasajes bíblicos acerca del trabajo

 

 

 

1. Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.

Colosenses 3:23-24

 

 

2. Porque Dios «pagará a cada uno según lo que merezcan sus obras»

Romanos 2:6

 

 

3. Por lo tanto, mis queridos hermanos, manténganse firmes e inconmovibles, progresando siempre en la obra del Señor, conscientes de que su trabajo en el Señor no es en vano.

1 Corintios 15:58

 

 

4.No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos.

Gálatas 6:9

 

 

 

5. Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!”

Mateo 25:21

 

 

6. Que nunca te abandonen el amor y la verdad:
llévalos siempre alrededor de tu cuello
y escríbelos en el libro de tu corazón.
Contarás con el favor de Dios
y tendrás buena fama entre la gente.

Proverbios 3:3-4

 

 

7. Con regalos se abren todas las puertas
y se llega a la presencia de gente importante.

Proverbios 18:16

 

 

8. Dichoso el que resiste la tentación porque, al salir aprobado, recibirá la corona de la vida que Dios ha prometido a quienes lo aman.

Santiago 1:12

 

 

9. Sin embargo, como está escrito:
«Ningún ojo ha visto,
ningún oído ha escuchado,
ninguna mente humana ha concebido
lo que Dios ha preparado para quienes lo aman.»

1 Corintios 2:9

 

Te puede interesar:  39 Frases de Primera Comunión

 

10. Por eso, cuando des a los necesitados, no lo anuncies al son de trompeta, como lo hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente les rinda homenaje. Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa.

Mateo 6:2

 

 

11. Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer.

Deuteronomio 5:33

 

 

12. Recompensa de la humildad y del temor del Señor
son las riquezas, la honra y la vida.

Proverbios 22:4

 

 

13. Den, y se les dará: se les echará en el regazo una medida llena, apretada, sacudida y desbordante. Porque con la medida que midan a otros, se les medirá a ustedes.

Lucas 6:38

 

 

14. Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá.

Mateo 7:7

 

 

15. Sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.

Filipenses 3:14

 

 

16. En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan.

Hebreos 11:6

 

 

17. ¿Y qué mérito tienen ustedes al hacer bien a quienes les hacen bien? Aun los pecadores actúan así.

Lucas 6:33

 

 

18. Pero si desde allí buscas al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, lo encontrarás.

Deuteronomio 4:29

 

 

Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

Mateo 6:6

 

Te puede interesar:  12 Frases de San Antonio de Padua

 

19. El malvado obtiene ganancias ilusorias;
el que siembra justicia asegura su ganancia.

Proverbios 11:18

 

 

20. Pero muchos de los primeros serán últimos, y muchos de los últimos serán primeros.

Mateo 19:30

 

 

21. Humíllense, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él los exalte a su debido tiempo.

1 Pedro 5:6

 

 

22. Humíllense delante del Señor, y él los exaltará.

Santiago 4:10

 

 

23. Busquen el bien y no el mal, y vivirán;
y así estará con ustedes el Señor Dios Todopoderoso,
tal como ustedes lo afirman.

Amós 5:14

 

 

24. Porque la paga del pecado es muerte, mientras que la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor.

Romanos 6:23

 

 

25. Nada hay tan engañoso como el corazón.
No tiene remedio.
¿Quién puede comprenderlo? «Yo, el Señor, sondeo el corazón
y examino los pensamientos,
para darle a cada uno según sus acciones
y según el fruto de sus obras.»

Jeremías 17:9-10

 

 

26. Pues los sufrimientos ligeros y efímeros que ahora padecemos producen una gloria eterna que vale muchísimo más que todo sufrimiento.

2 Corintios 4:17 

 

 

27. Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá.

Juan 15:7 

 

 

28. Por la fe Abraham, a pesar de su avanzada edad y de que Sara misma era estéril, recibió fuerza para tener hijos, porque consideró fiel al que le había hecho la promesa.

Hebreos 11:11

 

 

29. ¿Qué busco con esto: ganarme la aprobación humana o la de Dios? ¿Piensan que procuro agradar a los demás? Si yo buscara agradar a otros, no sería siervo de Cristo.

Gálatas 1:10 

 

Te puede interesar:  10 Frases Cristianas de Aliento en la Biblia

 

30. «¡Miren que vengo pronto! Traigo conmigo mi recompensa, y le pagaré a cada uno según lo que haya hecho.»

Apocalipsis 22:12

 

 

31. Cuídense de no echar a perder el fruto de nuestro trabajo; procuren más bien recibir la recompensa completa.

2 Juan 1:8

 

 

32. Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada.

Juan 15:5

 

 

33. El de manos diligentes gobernará;
pero el perezoso será subyugado.

Proverbios 12:24 

 

 

34. Todos los deportistas se entrenan con mucha disciplina. Ellos lo hacen para obtener un premio que se echa a perder; nosotros, en cambio, por uno que dura para siempre.

1 Corintios 9:25 

 

 

35. Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,
el pueblo que escogió por su heredad.

Salmos 33:12 

 

 

36. Así Dios nos ha entregado sus preciosas y magníficas promesas para que ustedes, luego de escapar de la corrupción que hay en el mundo debido a los malos deseos, lleguen a tener parte en la naturaleza divina.

2 Pedro 1:4

 

 

37. Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino sólo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará.

Mateo 6:17-18

Comments